El empresario francés

El empresario francés
0voto
1 2 3 4 5
¡Gracias por votar! Este artículo

La historia del empresario francés Charles-Igor de Christen resume, en buena medida, el sentir de los compradores internacionales por las artesanías colombianas: “Son piezas únicas que no se encuentran en ningún lado del mundo”, dijo mientras recorría los pabellones de Expoartesanías.

El empresario francés, que vino a Colombia por gestión de Proexport junto a otros 54 compradores de 18 países, abrió su empresa, Nativos, en marzo de 2012 para vender en Francia objetos exclusivamente de Colombia, como jarrones, platos y lámparas, hechos todos de forma artesanal. “Recorrí el país como turista y me enamoré. Arranqué con piezas de Pasto y me fue súper bien. Ahora la idea es ampliar mi oferta pero seguir con artesanías colombianas porque personalmente me encantan y en toda Francia fascinan”, explicó.

Su participación en Expoartesanías le permitió encontrar varios empresarios con los que está en negociaciones para importar mobiliario y piezas de decoración en fibras naturales.

El interés de Christen se repitió en los demás compradores extranjeros, quienes durante tres días visitaron los stands de 194 expositores colombianos, con los que sostuvieron alrededor de 661 citas comerciales.

“En dos días de trabajo pude peinar todo un país y darme cuenta de las posibilidades de desarrollo y de trabajo en equipo que tengo”, señaló Óscar Carmona, mexicano radicado en Texas y representante de la empresa Fascinate Living LLC, que distribuye muebles y accesorios a los hoteles, restaurantes y hospitales de México y Estados Unidos.

En materia de negocios, Carmona explicó que sus clientes buscan “productos verdes, que no dañen el medio ambiente e integren fibras naturales. Encontré cosas muy interesantes y sobre todo que cumplen con lo que buscamos, que es el factor distintivo”.